lunes, 4 de febrero de 2008

¿A donde iré?



¿A donde iré cuando llegue el crepúsculo?
Nuevamente he perdido el afán de amar.
Rezagado y llevado con el minúsculo
deseo que mi corazón y alma quieren aferrar.


¿A donde iré cuando ya no encuentre alegría?
Cuando no haya lugar para recordar,
Cuando mis gemidos rompan en la agonía,
Y mi cuerpo inerte tenga que abandonar.


¿A donde iré que ya no me encuentras?
Porque el amor que amaba ya no está.
Escondido entre linos y fino madrás
derramadas y sollozadas mis huellas en el sofá.


¿A donde iré ahora en este instante?
No puedes verme como quieres ver.
El peso de tu desliz a mi espíritu es agobiante
¿Que has hecho para que vuelva a enloquecer?


¿A donde iré amor que me consumes?
Ya no deseas mantener la apariencia,
tus quebrantos no quedarán impunes,
soportarás mi invariable ausencia.


¿A donde iré? No se adonde.
Caminaré hasta la eternidad,
enredado bajo los ardientes frondes,
ausente y perdido con mi cruel verdad.


José M. García Velázquez ©2008



2 comentarios:

margret@coqui.net dijo...

No importa dónde vayamos siempre llevamos a las espaldas lo que fue... Saludos..

Alicia dijo...

Ese ir quizás te traiga respuestas, aunque hoy no sepas el destino.
Un abrazo.
Alicia